Saltar al contenido

TODO sobre Cómo PAGAR con el MÓVIL sin Contacto

Por comodidad o por quedarte con los tuyos (que no tienen ni idea de estas cosas claro) realizar pagos sin contacto utilizando sus smartphones o smartwatches, en lugar de usar una tarjeta de débito o crédito, es cada vez más utilizado.

Los servicios de pago por móvil permiten vincular la tarjeta de crédito o débito al teléfono inteligente para poder pagar bienes y servicios tocando el teléfono en el lector de tarjetas sin contacto; no es necesario llevar la tarjeta encima.

Si estás decidiendo si empezar a hacer pagos sin contacto con tu smartphone, esto es lo que debes saber antes de hacer el cambio…

¿Qué es necesario para pagar con el móvil?

Simplemente por que se te olvida la cartera o el bolso cada dos por tres, pero siempre llevas el móvil encima es una gran razón para configurar en tu móvil una tarjeta y así poder pagar con este.

Otra razón es más superficial y es que da un gustazo sacar tu móvil en cualquier tienda, bar o establecimiento que lo admita (hoy por hoy casi el 100%), desbloquearlo, acercarlo y se obra el milagro del pago (si tienes fondos o crédito en la tarjeta por supuesto).

Pero para poder pagar con el móvil sin contacto lo que es totalmente necesario para poder hacerlo es lo siguiente:

  • Que tu móvil tenga NFC, pero que rayos es NFC, pues en este artículo puedes encontrar todo lo que tienes que saber. Resumiendo mucho cuando vayas a comprar un móvil fíjate que lleva esta característica si no ya hemos acabado.
  • Configurar en tu dispositivo una app de pagos ya sea la aplicación de tu banco, Google Pay, Apple Pay oSamsung Pay. En este artículo de Cómo Pagar con el Móvil BBVA, puedes ver un ejemplo de como pagar con la aplicación de tu móvil
  • Que donde vayamos a pagar tengan un TVP o datafono contactless.

¿Cómo empezamos a pagar con en móvil?

En un iPhone, abra la aplicación Wallet. Si tienes un smartphone Android, descarga la aplicación Google Pay desde Google Play Store.

En el caso de los teléfonos Samsung, descargue Samsung Pay desde la Samsung Galaxy Store.

Las tres aplicaciones te pedirán que añadas los datos de tu tarjeta haciendo una foto de la misma y tu banco te enviará un código de verificación en forma de mensaje de texto o mediante una llamada telefónica.

Cuando realices un pago, desbloquea tu dispositivo colocando el dedo en el sensor de huellas dactilares o activa el reconocimiento facial (solo en iPhones), y luego mantén el dispositivo sobre el lector sin contacto.

Google Pay para pagar con un móvil Android

Si tienes un teléfono Android y quieres utilizar Google Pay, empieza por añadir al menos una tarjeta de crédito a la aplicación Google Pay.

Utiliza la aplicación para tomar una foto de tu tarjeta de crédito o introduce la información manualmente.

Permita que su banco o el emisor de su tarjeta de crédito verifique su tarjeta, y estará listo para comenzar a realizar pagos.

Para realizar pagos con Google Pay desde el teléfono, sólo tienes que desbloquearlo y mantenerlo sobre el lector de tarjetas de crédito sin contacto.

Si aparece una marca de verificación azul, el pago se ha completado. Google Pay te permite establecer una tarjeta de crédito por defecto para utilizarla al realizar los pagos.

Si quieres pagar con una tarjeta diferente, abre la aplicación de Google Pay y pasa el dedo por las tarjetas disponibles hasta que encuentres la que quieres utilizar.

A continuación, mantén el teléfono sobre el lector de tarjetas de crédito para realizar el pago.

Apple Pay para pagar con un iPhone.

Si eres un usuario de iPhone, a continuación te explicamos cómo utilizar Apple Pay:

En primer lugar, tienes que añadir tus tarjetas de crédito a Apple Pay.

Abre la aplicación Wallet en tu iPhone, toca el signo más y sigue las instrucciones para añadir una nueva tarjeta de crédito a Wallet.

Una vez que hayas añadido la tarjeta, tu banco o el emisor de la tarjeta la verificará. A partir de ahí, puedes empezar a utilizar la tarjeta de crédito verificada en Apple Pay.

Primero, desbloquea tu iPhone.

Si tienes un iPhone más nuevo que tiene Face ID, haz doble clic en el botón lateral. A continuación, se te pedirá que te autentiques mediante Face ID o introduciendo tu código de acceso.

Si tu iPhone tiene Touch ID, apoya el dedo en el sensor.

A continuación, selecciona la tarjeta que deseas utilizar (puedes elegir una tarjeta por defecto durante la configuración) y mantén el teléfono desbloqueado sobre el lector de tarjetas de crédito sin contacto.

Una vez que el pago se realice, verás un icono de «hecho» en la pantalla de tu teléfono.

Pagar con el Apple Watch

También puedes pagar con tu Apple Watch. Si has completado el proceso de configuración de Apple Pay en tu teléfono y tienes el reloj conectado a tu teléfono, es muy sencillo.

Solo tienes que pulsar dos veces el botón lateral de tu reloj. Primero aparecerá tu tarjeta por defecto, pero puedes desplazarte hacia abajo y elegir otra tarjeta.

Cuando tengas seleccionada la tarjeta correcta, sólo tienes que acercar el reloj al lector. Sentirás un toque cuando el pago se haya completado.

Samsung Pay para pagar con un móvil Samsung

Si tienes un teléfono Samsung, querrás configurar Samsung Pay. La aplicación viene preinstalada en la mayoría de los teléfonos Samsung.

Abre la aplicación, pulsa «Get Started» y crea un PIN único. A continuación, sigue las instrucciones para añadir tarjetas de crédito a Samsung Pay.

Una vez que tus tarjetas de crédito estén configuradas en la aplicación, puedes empezar a utilizar Samsung Pay para realizar pagos telefónicos con tarjeta de crédito.

Primero, abre la aplicación Samsung Pay en tu teléfono.

Confirma tu identidad introduciendo tu PIN, dejando que Samsung escanee tu iris o poniendo tu pulgar o dedo en el escáner de huellas dactilares de tu teléfono.

A continuación, mantén el teléfono sobre el lector de tarjetas sin contacto y el pago se procesará automáticamente.

La función de tarjetas favoritas de Samsung Pay facilita el cambio de tarjetas de crédito antes de realizar los pagos por teléfono.

Solo tienes que deslizar el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla del teléfono para acceder a tus Tarjetas Favoritas y elegir la tarjeta que quieres utilizar para tu próxima compra con Samsung Pay.

¿Son todos los teléfonos compatibles con los pagos móviles?

¿No estás seguro de si tu teléfono es compatible con los pagos sin contacto? Esto es lo que necesitas saber…

El modelo más antiguo en el que puedes usar Apple Pay es el iPhone 6 (el reloj de Apple también es compatible).

Google Pay funciona en cualquier smartphone Android 5.0 (o más reciente) con Near-Field Communication (NFC), y en varios smartwatches Wear OS, incluidos los modelos Huawei Watch 2 y posteriores, TicWatch, etc.

Samsung Pay funciona en el Samsung Galaxy s6 y modelos más recientes, la serie de smartphones Galaxy A y los relojes Samsung Galaxy.

Consejo: Comprueba que tu smartphone Android es compatible en el menú de Ajustes. Comprueba si tiene NFC en «Redes e inalámbricos», y qué versión del software del sistema operativo Android ejecuta en «Acerca del teléfono»

¿Es seguro realizar pagos con el móvil?

Los datos de tu tarjeta no se almacenan en tu teléfono o reloj y puedes eliminar los datos de tu tarjeta de débito o crédito de tu dispositivo, incluso si lo pierdes.

Sí, guardar una tarjeta de crédito en el teléfono es seguro. De hecho, es una de las formas más seguras de pagar.

Las aplicaciones de pago por teléfono utilizan la misma tecnología de seguridad que las tarjetas de crédito sin contacto (de las que se tocan en lugar de pasarlas).

Las transacciones de pago por teléfono utilizan la tokenización para enmascarar el número real de tu tarjeta de crédito durante la transacción y proteger la información de tu tarjeta contra el robo.

Los monederos móviles también permiten añadir varias tarjetas de crédito en el teléfono, lo que es bueno para las personas que quieren maximizar las recompensas de sus tarjetas de crédito utilizando diferentes tarjetas en distintos comercios.

Incluso se pueden utilizar los pagos sin contacto en algunos sistemas de autobús y metro.

También puedes pagar con tu reloj inteligente como has podido ver más arriba, pero no podemos dejar de lado el pago con los relojes Garmin.

Garmin Pay

Garmin Pay te permite pagar en determinadas tiendas con tu reloj inteligente Garmin.

Como la mayoría de las opciones de pago sin contacto, los dispositivos de la empresa utilizan la comunicación de campo cercano (NFC).

En la tienda, un símbolo de onda en el lector de tarjetas significa que acepta pagos sin contacto a través de tarjetas de débito y crédito, teléfonos y smartwatches compatibles.

Lo único que hay que hacer es seleccionar la tarjeta en el reloj y acercar la muñeca al lector de tarjetas para completar la transacción.

Para algunos, la seguridad es una preocupación importante, sin embargo, Garmin ha hecho un buen trabajo en este sentido.

En primer lugar, la empresa utiliza códigos de transacción cada vez que se realiza una compra para ayudar a mantener la seguridad del proceso.

Los números de tarjeta no se almacenan en el dispositivo ni en los servidores de Garmin, y no están disponibles para los comerciantes.

En su lugar, se confía en los números de tarjeta específicos del reloj. En segundo lugar, tres intentos incorrectos de introducir el código de acceso de tu dispositivo te bloquearán.

Si esto ocurre, sólo podrás cambiar el código de acceso si recuerdas el anterior. Por último, si no recuerdas tu código, Garmin borra todo tu monedero para garantizar que tu información permanezca segura.

5 consejos para pagar con el móvil de la forma más segura

En muchos sentidos, los pagos por móvil son más seguros: es mucho más difícil que los piratas informáticos accedan a tus datos en caso de pirateo. Esto se debe a que su información financiera real no se transfiere en una transacción.

En su lugar, se utiliza una versión codificada de la información de tu tarjeta de crédito o débito cuando se autoriza un pago.

Incluso con todas estas sofisticadas características de seguridad, hay cosas que hay que tener en cuenta para asegurarse de que pagar con tu móvil sea lo más segura posible.

A continuación vamos a ver cinco consejos que hay que tener en cuenta al utilizar los pagos por móvil.

No utilices información sensible a través de la red Wi-Fi pública.

El wi-fi público puede ser estupendo para navegar por Internet, pero puede no ser el mejor para enviar información sensible.

Cualquier información que envíes a través de un wi-fi público es accesible para cualquiera que pueda acceder a ese wi-fi.

Alguien que tenga los conocimientos necesarios puede interceptar su información de pago cuando utilice su teléfono para hacer una compra.

Si vas a hacer una compra o a enviar información personal, es mucho más seguro utilizar el wifi de tu casa.

Si estás de viaje, es más seguro utilizar la red de tu operador de telefonía móvil que usar el wifi público

Utilice únicamente una plataforma de pago segura y de confianza.

Si tomas la decisión de añadir tu información personal de pago, utiliza el software que viene con tu teléfono.

Estas plataformas de pago de mayor reputación no almacenan los datos reales de tu tarjeta de crédito o débito.

Las aplicaciones de pago móvil menos fiables y fraudulentas no funcionan de forma tan segura, de hecho, funcionan al revés.

Los piratas informáticos pueden crear estas aplicaciones con la intención de recopilar su información personal de pago.

Extreme las precauciones cuando utilice aplicaciones de pago por móvil de terceros desde la tienda de aplicaciones o desde Internet.

Si va a descargar estas aplicaciones, asegúrese de hacer la debida diligencia en la plataforma antes de cargar cualquier información personal.

Descargue sólo aplicaciones de confianza.

Asegúrese de que su información de pago se almacena en aplicaciones de confianza. También es importante tener cuidado con las aplicaciones que descargas en tu teléfono en general.

Hay aplicaciones en el mercado que contienen spyware o malware. Estas aplicaciones están diseñadas para capturar su información de pago.

Envían información valiosa a los piratas informáticos sin que ni siquiera sepas que esto ha sucedido.

Bloquea tu teléfono a distancia si lo pierdes o te lo roban.

Es más importante que nunca asegurarse de actuar rápidamente en caso de pérdida o robo del teléfono.

No dejes nada al azar cuando tu información de pago es accesible en tu teléfono.

Puedes utilizar fácilmente el Administrador de Dispositivos de Android para bloquear o localizar un teléfono móvil perdido o robado entrando en android.com/devicemanager.

Para un dispositivo Windows, vaya a windowsphone.com. Un iPhone puede hacer lo mismo entrando en su iCloud en otro dispositivo de Apple o yendo a iCloud.com.

Pagos móviles más seguros Utilice una tarjeta de crédito, no de débito.

Para protegerse, es más seguro utilizar una tarjeta de crédito que una de débito.

Las compañías de tarjetas de crédito tienen una protección contra el fraude mucho mejor que las tarjetas de débito.

Si su tarjeta de crédito tiene una política de responsabilidad por fraude cero, elimina el riesgo de cualquier cargo fraudulento realizado en su cuenta.

En cambio, las tarjetas de débito son diferentes. Usted tiene la posibilidad de ser responsable de cualquier dinero sacado de su cuenta bancaria.

Además, aunque su banco le devuelva el dinero, puede tardar algún tiempo en solucionarlo.

En caso de que una persona acceda a tus datos, con una tarjeta de crédito no serás responsable de ello. Con una tarjeta de débito sí serás responsable.

Utiliza una protección de contraseña fuerte.

Cuando utilices una contraseña o un PIN para proteger tu teléfono, ten cuidado con el «shoulder-surfing», en el que un delincuente mira por encima de tu hombro para ver cómo introduces tu contraseña.

Cualquier información de pago en tu teléfono, es crucial que esté protegida por una contraseña.

Si tu teléfono no tiene seguridad, un ladrón puede acceder rápida y fácilmente a cualquier cosa que haya en él.

Esto incluye el almacenamiento de toda su información financiera personal en su dispositivo.

Querrás tener una contraseña segura. Esto significa que necesitas algo más fuerte que «0000».

No ignores también otras nuevas características y actualizaciones en lo que respecta a la seguridad de tu teléfono.

Las huellas dactilares e incluso el reconocimiento facial en algunos teléfonos más nuevos pueden hacer que tu teléfono sea más seguro que una simple contraseña.